The deadline for the sale of this event is over.

Ticket GERSHWIN IN BLUE

Several dates
chronograph
Duration
Undefined
audience
Audience
Undefined
FREE ACCESS

Description

Sinfónicos en miniatura  ofrece 'Gershwin in blue', con la talentosa pianista María Hanneman Vera, acompañada del Ensemble de La Orquesta Sinfónica Del Atlántico, ODA, dirigida por Isabel Costes.

Con 'Gershwin in Blue' ofrecerán un concierto con las obras más emblemáticas del compositor estadounidense Gershwin, reconocido mundialmente por su fusión entre el clásico y el jazz, que le llevó a crear temas sublimes como Rhapsody in blue, Porgy and Bess Fantasy  o Un Americano en París


Sinfónicos en miniatura consolida una manera de interacción entre músicos y público directa y original, a través de repertorios complejos, pero con formaciones orquestales de pequeño formato. Con 'Gershwin in Blue', el Ensemble de La Orquesta Sinfónica Del Atlántico, ODA, bajo la dirección de Isabel Costes, acompañará a la talentosa pianista mexicana, María Hanneman Vera, en la interpretación de las obras más emblemáticas del gran compositor estadounidense George Gershwin.

María Hanneman Vera. Con sólo 18 años, ha sido reconocida con 27 premios (7 mexicanos 20 internacionales);  colaborado con los cantantes Javier Camarena y María Katzarava; asistido a 25 festivales, el más reciente siendo el Festival Paax GNP de la maestra Alondra de la Parra; celebrado recitales en la Fundación Casa de México, en el Ateneo de Terrassa, Cataluña, en el Palacio de Bellas Artes de la CDMX y en el festival que organiza la Associació de Concerts Reus en este 2024; dado más de 60 conciertos y ha tocado como solista con 13 orquestas. También ha intervenido en importantes ceremonias de premiación en lugares como: Carnegie Hall, de Nueva York; Royal Albert Hall, de Londres y el Mozarteum en Salzburgo.

Las obras emblemáticas de George Gershwin.

Porgy and Bess ha inspirado innumerables adaptaciones, arreglos y reinterpretaciones desde su estreno, siendo la primera la suite orquestal del propio Gershwin de 1936, Catfish. Fila. En esta suite, Gershwin omitió muchas de las canciones de éxito y prefirió utilizar el material orquestal menos conocido. Sin embargo, la narrativa dramática de la historia tenía una importancia secundaria, y muchas suites operísticas posteriores son esencialmente mezclas de las mejores melodías. Esta nueva Fantasía es una obra sinfónica que incorpora muchas de las canciones y escenas orquestales en una estructura continua de un solo movimiento. Sigue el curso de la historia en orden e intenta condensar la acción en un marco dramático fluido, utilizando únicamente la música de Gershwin. El arreglo para orquesta pequeña acerca la música a una banda de Broadway, más atrevida y contundente, en contraposición al sonido reluciente y brillante de una gran orquesta sinfónica.

Rhapsody in Blue fue compuesta en cuestión de semanas, antes de su estreno en 1924. Fue un encargo del director de orquesta Paul Whiteman para su propio conjunto y se estrenó en el Aeolian Hall de Nueva York en un concierto destinado a mostrar un nuevo estilo de jazz sinfónico. El conjunto de Whiteman estaba formado por 23 músicos, en su mayoría vientos y metales con violines, percusión y banjo. En 1926, ante la gran demanda de la pieza, se volvió a componer para una orquesta sinfónica estándar, incorporando secciones completas de cuerdas, instrumentos de viento y metales. Esta nueva versión de orquesta de cámara utiliza un número similar de músicos que la versión de banda original, restaurando la escala más pequeña de la banda de Whiteman, pero con la gama completa de colores orquestales familiares de la versión orquestal y de las propias obras de Gershwin.

“Mi propósito aquí es retratar las impresiones de un estadounidense que visita París mientras paseaba por la ciudad. Escucha varios ruidos callejeros mientras absorbe el ambiente francés”. Con estas palabras, George Gershwin caracterizaba su obra Un americano en París que él mismo definió como "un ballet rapsódico", escrito libremente y en un idioma moderno y fresco. Interpretada por primera vez en Nueva York el 13 de diciembre 1928 , Gershwin se inspiró para componer la pieza en una visita a París e incluyó algunas bocinas de taxi parisinas genuinas que se había traído a casa. Aunque no es específicamente programática, la obra sigue los estados de ánimo de un visitante estadounidense que escucha los diversos ruidos de la calle y observa las coloridas escenas. Pronto la música se convierte en blues cuando el estadounidense siente nostalgia y la trompeta toca una melodía llena de anhelo. Sin embargo, el espíritu de la ciudad sigue siendo positivo y la pieza avanza a través de una sucesión de episodios brillantes e ingeniosos, antes de terminar triunfante. Este arreglo es para diecisiete intérpretes y se realizó en 2011.